Arte carolingio

El arte y la arquitectura del reinado de Carlomagno (800-814), el primer emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, y de sus sucesores hasta aproximadamente el año 900. El reinado de Carlomagno fue notable por las reformas en muchos campos: su principio rector era una renovación de los valores del imperio romano, y esto se sintió en las artes no menos que en los asuntos administrativos, judiciales y religiosos. Su capital estaba en Aquisgrán (Aix-la-Chapelle), que se convirtió en el centro de un renacimiento cultural tras un período sombrío para las artes en las tierras franco-alemanas que formaron el corazón de su vasto imperio. Carlomagno reconoció el valor de las artes para la educación de sus súbditos y fue él mismo el principal iniciador del renacimiento cultural. Poco sobrevive de pinturas murales carolingias o mosaicos, pero se conocen varios manuscritos contemporáneos a Carlomagno, que muestran un estilo de figura naturalista clásico, pero también a veces una expresividad vívida. No había esculturas a gran escala, pero la escultura de marfil carolingio y la metalistería (en cubiertas de libros, por ejemplo) a menudo alcanzaban un alto nivel. El arte carolingio tuvo gran influencia en el arte otoniano y románico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.